domingo, 22 de julio de 2018

Lifting Cérvico Facial: Con el paso de los años, la fuerza de gravedad o las continuas exposiciones al sol van provocando en los tejidos una pérdida de la elasticidad que forman las arrugas y flaccidez de los tejidos que son sostén de la cara. Según el cirujano plástico, “esto provoca la caída de los tejidos y los típicos acumulos de piel y grasa en zonas como el reborde mandibular (formando la cara cuadrada), la papada, la pérdida de prominencia en los pómulos, por ejemplo”.

¿En qué consiste el Lifting facial?


Se trata de una técnica de rejuvenecimiento de la cara pero también del cuello, con cicatrices mínimas y con excelentes resultados estéticos y naturales y que, además, permite una recuperación rápida de los pacientes.
 
El doctor Humberto Gacitúa Garstman dice que hay varios lifting posibles y también opciones relacionadas con este procedimiento que permiten mejorar tu apariencia.
 
Ridectomía: Este tipo de lifting busca la eliminación quirúrgica de las arrugas, un procedimiento que permite una apariencia más joven. “Un lifting implica generalmente la eliminación del exceso de piel facial, tensando los tejidos fundamentales y recubriendo nuevamente de piel la cara y el cuello del paciente”, indica el doctor Gacitúa.
 

 
Para este caso, se realiza una incisión que corre entre el pelo de la patilla del cuero cabelludo, pasando por delante del pabellón auricular disimuladamente entre los pliegues, siguiendo por detrás de la oreja e internándose ya sea por el margen capilar de la nuca o introduciéndose hacia adentro del pelo. Luego se realiza un despegue de la piel para exponer la musculatura que está caída de la cara y elevarla con puntos dándole firmeza y juventud al rostro, recobrando las prominencias perdidas (malares). “Si al pasar los años el paciente desea nuevamente hacerse un lifting, se puede realizar por una o varias veces más, dependiendo de cada caso”, señala.

 
Lifting frontal: en este procedimiento se estira la piel de la frente por medio de una incisión coronal que corre desde ambas zonas temporales, por entremedio del pelo. “Se levantan los tejidos y se estira la piel de la frente. Actualmente, se realiza en forma endoscópica por medio de incisiones pequeñas y con instrumentos que elevan los tejidos que luego se fijan con suturas y tornillos”, indica el especialista. 

Para la zona lateral de la frente y la cola de las cejas caídas, zona periorbitria lateral y zona temporal, se puede elevar estas zonas caídas, con pequeñas incisiones intrapilosas temporales. 

De esta manera, se eleva esta zona y da un aspecto más juvenil a la persona.
 
Lifting de cuello o cervical: se indica en caso de flaccidez y acumulo de grasa de la zona del cuello, y se produce en general a partir de los 40 años en adelante.
 
La mayoría de estos procedimientos se indican por el paso de los años, pero en ciertas ocasiones, se debe realizar cuando la persona tiene menos de 40 o 50 años. ¿La razón? 
Tras la intervención de lifting facial, es normal que el paciente tenga ciertas molestias sin dolor las primeras noches, que se controlan con analgésicos y que irán desapareciendo a los pocos días.
Los primeros días es habitual que el paciente sienta la piel del rostro algo “acolchada”. Esta sensación desaparecerá a las pocas semanas. El rostro presenta un aspecto hinchado las dos primeras semanas, tiempo durante el cual es recomendable no trabajar ni realizar ejercicio ni actividades que puedan dañar el rostro. 



 Lifting Cervico Facial Valor desde 3.370.000

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.